Tienda Oficial en Mercado Libre

Farmacias de Turno

Farmacias las 24 hs.

Atención telefónica: 0810 222 6242

19 de Agosto: Día del Síndrome Urémico Hemolítico

22/08/2017


El síndrome urémico hemolítico es una enfermedad causada por una bacteria productora de una toxina (Escherichia Coli, que produce la toxina Shiga), y suele estar presente en los alimentos y en el agua. Tanto en niños como en adultos, esta es una enfermedad grave que trae muchas complicaciones y puede producir la muerte. El SUH constituye la principal causa pediátrica de insuficiencia renal aguda. Además, es la segunda causa de insuficiencia renal crónica. Es causante del 20% de los transplantes de riñón en niños y adolescentes.
Las personas pueden contraer esta bacteria de alimentos contaminados, como carne picada de vaca y aves sin cocción completa como las hamburguesas, salame, arrollados de carne, leche sin pasteurizar, productos lácteos elaborados a partir de leche sin pasteurizar, aguas contaminadas, lechuga, repollo y otros vegetales que se consumen crudos. También se puede producir el contagio de persona a persona por prácticas higiénicas inadecuadas. Otra vía es a través de aguas de recreación.

Sintomatología
El SUH puede presentarse a través de síntomas como diarrea, dolores abdominales, vómitos y otros más severos como diarrea sanguinolenta y deficiencias renales. La complicación de la enfermedad afecta particularmente a niños, ancianos y aquellos que, por padecer otras enfermedades, tienen su sistema inmunológico deprimido. En algunos casos, puede provocar la muerte.

Prevención
Una vez diagnosticado el SUH, el especialista propiciará lo que se denomina “tratamiento de soporte” a fin de contrarrestar los síntomas, en función de la edad, del nivel de gravedad y de la tolerancia a los medicamentos de cada paciente. Con respecto a la prevención, las principales medidas para evitar el SUH son buenos hábitos higiénicos a diario. Lavarse las manos siempre con agua y jabón cada vez que sea necesario es uno de los hábitos más importantes para evitar el contagio de esta enfermedad. Después de ir al baño, de cambiar pañales, de manipular alimentos crudos y de volver de la calle, es fundamental que las personas se laven las manos para quitar las bacterias que pueda haber en ellas. También es importante la higiene durante el faenamiento del ganado; la aplicación de controles en los puntos críticos de la elaboración de alimentos; lavar cuidadosamente las frutas y verduras antes de consumirlas, sobre todo si se van a consumir crudas; la cocción de los alimentos a temperaturas que aseguren la destrucción de la bacteria; evitar el hacinamiento en comunidades cerradas y evitar el uso de antimicrobianos y antidiarreicos, considerados factores de riesgo en la evolución de diarrea a SUH.
Soy Tu Farmacia se suma a esta campaña para que todos podamos tomar conciencia de la importancia de prevenir esta enfermedad. ¡A cuidarse!