Farmacias de Turno

Farmacias las 24 hs.

Atención telefónica: 0810 222 6242

A disfrutar del sol y el verano, pero con precaución

03/01/2017


El verano comenzó, y para muchos, las vacaciones. A disfrutar del calor, del sol, de la pileta, de la playa y del aire libre. Pero son responsabilidad. La exposición al sol durante períodos prolongados puede generar daños en nuestra piel si no se toman las precauciones correspondientes. El factor principal son los rayos ultravioletas que emite el sol y que son peligrosos. El sol emite dos tipos de rayos que dañan la piel, los UVA y UVB. Los UVB se incrementan entre las 10 y las 16, horario en el cual es recomendable que la gente no se exponga al sol, ni siquiera con protector. Por su parte, los UVA son altos durante todo el día, incluso a las 8 o a las 18, y durante todo el año. El sol nos proporciona una serie de efectos beneficiosos para nuestro cuerpo: acción antidepresiva, síntesis de vitamina D. Pero también efectos perjudiciales que debemos evitar: envejecimiento cutáneo (manchas, arrugas) y cáncer de piel.

Para protegernos del sol, sobre todo en esta época del año, hay varios métodos. El principal es el uso de protectores solares, especialmente los de amplio espectro, es decir, que tienen cobertura para ambos tipos de rayos ultravioleta. Esto debe estar explicitado en la etiqueta, de no ser así, hay que consultarlo con el médico.
El factor de protección (FPS o SPF) deberá ser por lo menos de 30. Se debe utilizar el mismo factor en todo el cuerpo. También es recomendable utilizar el mismo factor a lo largo del tiempo, porque es habitual que uno comience las vacaciones poniéndose un factor alto, y luego va bajando a medida que se va bronceando. Esto no es adecuado, ya que el bronceado equivale a un factor de protección 4, por lo que no protege contra futuras agresiones.
Otras maneras de protegerse es usando anteojos de sol, sombreros, gorras y ropa adecuada. Como se ha dicho, es conveniente evitar la exposición solar en las horas centrales del día (de 12 a 16). Los lunares deben protegerse igual que el resto de la piel, ni más ni menos.
La quemadura solar (enrojecimiento, escozor y dolor) aparece varias horas después de la exposición al sol. Por lo que no se debe pensar que no te has quemado porque aún no sientas ninguna molestia. En los días nublados seguimos recibiendo radiación ultravioleta del sol, por lo que debemos protegernos también en esos días.

Más recomendaciones y grupos de riesgo
Es importante proteger especialmente la cara, escote, cuello y manos. Cada año los dermatólogos ven aumentar el número de consultas por los efectos del fotoenvejecimiento en estas zonas corporales.
El cuerpo pierde más agua cuando hace calor. Hidratá tu piel tanto por dentro como por fuera. Bebé agua y jugos de frutas naturales en mayor cantidad. Aprovechá estos meses para disfrutar de la gran variedad de frutas, hortalizas y verduras que disponemos en esta época. Son ricos en antioxidantes y nos ayudan en la prevención del envejecimiento. Hidratá tu piel adecuadamente, utilizá cremas hidratantes tanto en la cara como en el resto del cuerpo.
Si descubriste alguna lesión en tu piel que crece o no tenías previamente, consultá con tu dermatólogo.
Por último, es preciso aclarar que las personas con mayores riesgos al sol son las siguientes:
Los niños menores de 6 meses, ya que no pueden usar protector solar, porque se absorbe a través de la piel y el niño no está preparado para eso. Los niños menores de 1 año, ya que si bien se pueden poner protector solar para alguna exposición solar ocasional, no es recomendable. Deben usar sí o sí formulaciones para niños, debido a que al tener más filtros físicos que químicos son más seguros. La gente que tiene antecedentes familiares o personales de cáncer de piel. Aquellos que tienen cáncer en general, ya que el sol disminuye las defensas. Las personas que toman ciertos medicamentos fotosensibilizantes (diuréticos, remedios para la presión, psicofármacos, antibióticos) que sensibilizan la piel, y pueden sufrir quemaduras. Los que tienen enfermedades fotosensibles como el lupus. Los que estén con alguna infección activa en la piel y las personas que tienen muchos lunares.
El verano es una hermosa época del año y todos la podemos disfrutar, pero siempre con responsabilidad y cuidado. La salud siempre es lo más importante y en Soy Tu Farmacia te ayudamos a cuidarla.