Tienda Oficial en Mercado Libre

Farmacias de Turno

Farmacias las 24 hs.

Atención telefónica: 0810 222 6242

Tips para cuidar tu piel en el invierno

13/07/2018


En época de clima frío nuestra piel se siente más seca y algunas veces con picazón y escamosa, por esta razón tenemos que tener ciertos cuidados. La resequedad en la piel es una condición que se presenta con mayor frecuencia en el invierno cuando el aire frío del exterior y el aire caliente del interior pueden provocar baja humedad.
Algunos consejos que te damos para evitar este problema, son los siguientes:
En invierno, debes usar una crema humectante de óptima calidad. Se recomienda evitar el uso de agua con jabón en la cara, ya que barre con la grasitud normal de la piel. Luego del baño, aprovechando los poros dilatados por el calor, colocar una importante cantidad de crema. Abarcar también los dedos y cutículas porque son más sensibles en invierno. Preferentemente que sea una crema sin alcohol, porque también reseca la piel. En Soy Tu Farmacia contamos con las mejores cremas para este propósito.
No frotes la piel. Las esponjas abrasivas retiran las células muertas. Esta exfoliación es necesaria pero hay que revisar la frecuencia, sobre todo en épocas de tiempo riguroso. Mucho desgaste de la capa exterior de la dermis provoca descamación y mayor sequedad, y para esta época lo mejor es una esponja suave para no quitar los aceites naturales que la protegen.
Limitá el consumo de alcohol y café. Estas bebidas pueden actuar como disparador de afecciones cutáneas como la rosácea. Lo mejor es beber agua. Muchas personas piensan que tenemos que tomar agua sólo en el verano, pero no debemos olvidar de tomar suficiente agua ayuda a la hidratación de la piel.
Es importante incluir suplementos vitamínicos en la dieta haciendo hincapié en la Vitaminas A, D y E, que tienen efecto rejuvenecedores y reconstituyentes de la piel. Leches, quesos, pescados y frutos secos son tus aliados.
La calefacción también nos seca la piel, ya que eliminan la humedad del ambiente. Tratá de usar humificador, esto es muy beneficioso para la piel seca. Si no tenés, podés hervir agua en una olla destapada, esto humedecerá el ambiente reseco.
Para la higiene, se recomienda usar jabones suaves, o en crema. El jabón remueve los aceites naturales de la piel, y si se elimina más de lo necesario hace que ésta se reseque y resquebraje. Se aconseja utilizar productos suaves o neutros y desechar los jabones que contienen desodorante, perfume o alcohol.
Para la protección y el cuidado de los labios, es recomendable no humedecerlos con la lengua. Los labios producen naturalmente una capa fina de grasa, pero la saliva elimina esta protección. Mejor los bálsamos, que hasta podés hacer en tu casa en cinco minutos.
Para el abrigo, la ropa de lana o materiales sintéticos directamente sobre la piel pueden ser perjudiciales. Estas ejercen fricción y una exfoliación permanente. Mejor usar prendas de algodón.
El frío tiene muchas complicaciones para nuestro cuerpo y algunas de ellas aparecen en la piel. ¡Cuidala no sólo por belleza, sino también por tu salud!